Datos personales

Mi foto
Toquepala, Tacna, Peru
(SINDICATO UNICO DE TRABAJADORES DE OPERACIONES DE TOQUEPALA Y ANEXOS) SINDICATO DE RECIENTE CREACIÓN (NOV.2006), CONFORMADO POR TRABAJADORES DE OPERACIONES DE LA MINA DE TOQUEPALA, DE PROPIEDAD DEL GRUPO MEXICO. SUS PRINCIPIOS SE FUNDAN EN LA SOLIDARIDAD, JUSTICIA SOCIAL, TRABAJO DECENTE, DERECHOS SOCIALES Y ECONOMICOS, UNIDAD SINDICAL INTERNACIONAL, ALIANZA SOCIAL, ENTRE OTROS; Y SU LUCHA PERMANENTE AL LADO DEL PUEBLO.

domingo, 10 de marzo de 2013

Comunicado Emitio en el Campamento Minero de Toquepala el dia 08 de Marzo del 2013

SINDICATO ÚNICO DE TRABAJADORES DE OPERACIONES DE TOQUEPALA Y ANEXOS
RECONOCIDO EL 09 DE NOVIEMBRE DEL 2006 POR DECRETO SUB DIRECTORIAL Nro. 273-2006-SDNC-TAC
 _____________________________________________________________________ COMUNICADO Nº 002/2013/SUTOTA
DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER
 
La Junta Directiva se dirige a todos sus afiliados y comunidad en general para manifestar lo siguiente: Compañeros, hoy es un día muy importante en el movimiento social internacional, hoy se celebra el día Internacional de la Mujer, es por eso que en principio SALUDAMOS A LAS MUJERES EN GENERAL Y EN ESPECIAL A LAS MUJERES COMPAÑERAS QUE COMPONEN NUESTRA ORGANIZACIÓN SINDICAL, queremos compartir con ustedes un artículo publicado en una revista por una mujer proletaria, en donde el objetivo es crear conciencia en nuestras hermanas compañeras:
 ______________________________________________________________________
 
ESCLAVAS DEL HOGAR VS. ESCLAVAS DEL CAPITAL
¿A QUIÉN DIRIGIR NUESTRA LUCHA?
 
“al igual que en todos los fenómenos sociales,
el matrimonio y la familia surgen y se desarrollan.
El Marxismo ha demostrado que con la evolución
de las condiciones materiales de vida de la sociedad,
cambian las formas de matrimonio y de la familia y,
a continuación de éstas, se modifican también las normas
morales que regulan las relaciones entre los sexos”
A.F. Shinshkin y otros. La Emancipación de la mujer.
 
Para comprender como la mujer se convierte en esclava de su propio hogar, es preciso remontarnos un poco en la historia. Hace aproximadamente 7 mil años, en la sociedad primitiva, los hombres Vivian en manadas; conforme sus condiciones materiales cambiaban, se iban agrupando en gens, luego se desarrolló el matrimonio por grupos, donde la sexualidad era cada vez más excluyente; pero en todas estas formas de matrimonio lideraba la línea consanguínea materna, ya que por la promiscuidad de su sexualidad, solo se podía conocer a la madre y no al padre. Por lo tanto todo trabajo, toda propiedad, aunque en ese entonces muy precaria, se quedaba en la familia o gens de la madre, no podía heredarse la propiedad a los hijos del padre, que poseía los medios de producción (armas, herramientas).
 
Luego de muchos siglos y escalones de evolución, se llega a la monogamia (nace la necesidad de saber quién es el padre, para así heredar su trabajo a sus hijos cuando llegaba su muerte) y así al patriarcado, el padre lideraba el hogar ya que era el que producía los bienes materiales para la familia. Las familias se vuelven poco a poco más sedentarias, se desarrolla la agricultura y la ganadería, en el transcurrir de cientos de años van logrando adiestrar a la naturaleza, llegando a producir excedentes en la economía familiar, por lo tanto la propiedad se convierte en algo más importante.
 
Es en esa época que surge la primera división natural del trabajo, entre hombres y mujeres. Es así cuando en pro de la evolución humana (económica y social), la mujer decide hacerse cargo de las labores domésticas y el hombre por su mayor capacidad de trabajo y su mayor dominio de las armas decide salir del hogar en busca del sustento. Logrando asi un papel social y económico, superior al de la mujer. ¿Es acaso machismo decir eso?, ¿es acaso feminismo luchar contra esto? Muchas interrogantes pueden surgir en las mentes de los lectores. Lo correcto, la manera correcta de ver la situación real de la mujer es ésta, y el negarlo es simplemente ir en contra de las leyes sociales.
 
Tal vez esto les suene duro a muchas mujeres, pero el aceptarlo nos eleva políticamente. L. Leóntiev nos ilustra un poco más al respecto; “…las relaciones de producción de la sociedad primitiva eran de colaboración simple: los hombres trabajaban en común y la propiedad común venían impuestas de las fuerzas productivas de la época. El trabajo no creaba plusproducto (excedente), por eso no era posible la explotación. Con el progreso de los instrumentos de trabajo fue cambiando también la organización de este último, aparecieron los gérmenes de la división natural del trabajo: según edad y sexo. A las mujeres les tocaba cuidar a los hijos y la vivienda […] al inventarse el arco y la flecha, la caza comenzó a rendir frutos más abundantes […] la mujer se vio apartada definitivamente de este modo de conseguir alimento. Asi se instauro la división de trabajo entre los sexos…”. Esto nos vuelve a mostrar que las razones de que la mujer se convierte en esclava de su propio hogar, son económicas, producto de la evolución y del proceso social.
 
La mujer en una lucha sin sangre decide y elige por sus condiciones de mujer y sobretodo de madre, quedarse en casa, dedicada a las labores domésticas. No podemos negar que esta actividad que elegimos en un momento, hoy aborrecemos y nos embrutece, y nos designa una vida llena de frustraciones. La mujer elige en un momento histórico ser la encargada de las actividades domésticas y le hombre, por miles de años, se ha visto obligado a hacer respetar esa decisión, por medios a veces violentos.
 
“El derrocamiento del derecho materno fue una gran derrota histórica del sexo femenino en todo el mundo. El hombre empuño tambien las riendas de la casa; la mujer se vio degradada, convertida en la servidora, en la esclava de la lujuria del hombre, en un simple instrumento de reproducción” F. Engels “ La Familia, La Propiedad Privada y el Estado”.
 
Esto sucedió y sigue sucediendo en gran medida, la mujer es esclava del hogar, primero como decisión natural, por las circunstancias y sociales; pero hoy, como bien dice Shinhkin, ha habido transformaciones y por lo tanto evolución, hoy muchas mujeres salen a trabajar, algunas por decisión propia, otras para sostener a sus familias, otras porque sus padres o maridos les dio permiso. Sí, salimos fuera del hogar, lejos de los hijos, a este mundo que solo ellos conocen y asi nos convertimos en esclavas del capital, nos convertimos en compañeras de trabajo de estos varones, en compañeras de la vil explotación del imperialismo. Tenemos allí opción de convertirnos en trabajadoras explotadas o en burgueses explotados, a la cola del capital.
 
Nosotras las mujeres. Hemos sido segregadas de la sociedad por miles de años, incluso del estudio, tanto del básico (sobre todo en estratos sociales bajos, donde las niñas “sirven” para limpiar la casa) como de la educación superior, hace pocos años las universidades estaban atestadas de estudiantes varones. Hoy vemos un avance, de alguna manera el capitalismo libera en gran medida a la mujer, esto es un progreso aunque relativo, con respecto al feudalismo.
 
El desarrollo relativo que nos da el capitalismo, la “libertad” que logramos con ello, la “independencia” como género, que podamos conseguir, se ven inmediatamente limitadas al pasar a las filas de la explotación. Nos vemos nuevamente sin libertad real, ya que si quedamos embarazadas nos echan o si pedimos mejoras laborales nos echan. ¡¡¿Qué independencia es esta?!!
 
“La burguesía ha dejado un hueco para las directoras de empresa, juezas, banqueras, burócratas y sacerdotisas. El ascenso de la mujer a los puestos medios de dirección en EEUU. Ha pasado del 4 al 40% en los últimos 20 años. Hoy día 419 empresas de las incluidas en la lista “Fortune 500”, cuentan con al menos una mujer en sus consejos de dirección y un tercio de estas empresas tienen dos o más mujeres”. Revista “Perú Militante”.
 
Pero el progreso es relativo, repito, ya que el estudiar una carrera o el simple hecho de salir a trabajar con convierte en explotadas o explotadoras, es decir, instrumentos del capital. Así es, todo explotado tiene encima un explotador y estos explotadores sirven a este sistema “neoliberal” que nos mantiene como esclavos sumidos en la miseria económica (explotados) o en la miseria moral (explotadores). “La burguesía ha despojado de una aureola a todas las profesiones que hasta entonces se tenían como venerables y dignas de piadoso respeto. Al médico, al jurisconsulto, al sacerdote, al poeta, al hombre de ciencia, los ha convertido en sus servidores asalariados”. Marx y Engels “Manifiesto del Partido Comunista”.
 
Esta cita nos hace ver que el marxismo está más vigente que nunca, veamos al cardenal Cipriani que ad portas de elecciones presidenciales visitaba candidatos, o a los médicos, que no recetan un medicamento genérico sino una marca del laboratorio al que apoyan, muy pocos son los poetas y músicos que hoy denuncian las aterradoras maniobras en contra de los desposeídos del mundo, en contra de los derechos humanos. Y de los jueces, ni que decir.
 
Por lo tanto, no existe una lucha verdadera, o una lucha de género, fuera de la lucha de clases; debemos luchar por nuestros derechos, tanto laborales como maritales, pero siempre dentro del marco de la lucha de clases, sin convertirnos en burguesas feministas que tienen un discurso individualista y luchan por un puesto y por mayor poder, convirtiéndose así en explotadoras, instrumentos del “neoliberalismo”.
 
Hoy no nos corresponde una lucha abierta contra nuestros esposos o padres, no por el hecho de ser mujeres debemos alinearnos a una lucha contra ellos. Nuestro principal enemigo es el imperialismo, que hambrea a nuestros hijos y esposos, que nos hace vivir cada vez en una miseria mayor, miseria económica y moral, degradados a la indigna subsistencia de hombres y mujeres trabajadores que venden día a día su fuerza de trabajo por un plato de comida. La lucha es contra el monstruo, contra este tigre de papel, unámonos a nuestros compañeros en pos de la libertad verdadera y de la igualdad real.
 
Cambiemos esto compañeras, luego vendrán otros tiempos en los que el maltrato será desterrado, las mujeres no tendrán miradas tristes, de rencor o indiferencia, en los ojos de cada mujer brillara el respeto y sobretodo brillara la victoria.
_____________________________________________________________________
 
Como podemos apreciar compañeras, NUESTRA INTENCIÓN ES ELEVAR LA CONCIENCIA DE LOS Y LAS COMPAÑERAS, debemos entender y tener una visión clara del sistema en que vivimos, de cómo por ejemplo hay algunas cuestiones que son sistémicas como por ejemplo si hacemos un paralelo con las opiniones de diversas personalidades sobre el problema de la inseguridad ciudadana y como enfoca la empresa Southern Perú el tema de la seguridad, para los primeros la solución es crear más cárceles, sanciones más duras, mas policías, etc, para los segundos es poner sanciones más duras (se sancionó 15 días a varios compañeros) para los trabajadores accidentados, poner más ingenieros de seguridad, etc, NINGUNO DE LOS DOS VE LAS CAUSAS, o mejor dicho confunde causas con efectos, en el primer caso ES EL SISTEMA EXCLUYENTE QUIEN GENERA LAS CONDICIONES PARA QUE SE INCREMENTE LA DELINCUENCIA y en el segundo caso ES LA POLÍTICA DE SEGURIDAD DE SOUTHERN (sometida a la competencia) que debe cambiarse para reducir los accidentes, EN TANTO NO TENGAMOS CLARO LAS CAUSAS Y LAS CAMBIEMOS NO CAMBIAREMOS LOS EFECTOS, así compañeras tengan un feliz día Internacional de la mujer y nuestros más sinceros deseos de bregar para cambiar lo que nos somete en lo estratégico y mejorar nuestras condiciones económicas en lo inmediato, teniendo en cuenta de que lo primero lleva a lo segundo.
 
CUOTA SINDICAL PARA ASESORÍA
Compañeros, son muy pocos los compañeros que se han acercado a nuestro Sindicato para pagar la cuota de S/. 30.00 (Treinta nuevos soles) que como dijimos representa el 0.07% de los 42 mil nuevos soles que todos hemos recibido, llamamos a la conciencia de cada trabajador para que de manera voluntaria aporten este concepto.
 
¡POR LA UNIDAD SINDICAL!
 
Toquepala, 08 de Marzo del 2013
LA JUNTA DIRECTIVA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada